Domingo, 23 Abril 2017
A+ R A-

Aumenta ignorancia mundial sobre Holocausto.

ADL reliza la encuesta más abarcativa sobre la situación del antijudaísmo en el mundo.

El 54% de más de 53.000 personas entrevistadas en todo el mundo dijeron conocer el Holocausto judío cometido por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), señaló una encuesta publicada por la Liga Antidifamación (ADL por sus siglas en inglés).

Aunque las actitudes antisemitas son más frecuentes en los países árabes, persisten en gran parte del mundo, especialmente en Europa oriental, donde la mayoría de la población judía fue exterminada en la Shoá.

Este es el resultado que se desprende de la encuesta Global100, para la cual se entrevistó a más de 53.000 personas de 102 países y Cisjordania. La ADL es una ONG que tiene su sede en Nueva York que combate el antisemitismo desde su fundación, en 1913. Un hallazgo particularmente alarmante en la encuesta es la ignorancia sobre el Holocausto. Sólo el 54% de los encuestados - 48% de los menores de 35 años - dijeron conocer algo relacionado con el Holocausto.

El conocimiento es más alto en Europa occidental (94%), Oceanía y América, y más bajo en África subsahariana (24%) y en Oriente Medio y Norte de África (38%). Entre los encuestados que dijeron haber oído sobre la Shoá, 32% sostuvieron que es un mito o una gran exageración. En Oriente Medio, 63% de los entrevistados se expresaron así. De acuerdo al sondeo, 26% de los adultos sostienen puntos de vista antisemitas, que la ADL define como estar de acuerdo con al menos seis de 11 frases negativas, o con estereotipos comunes y, en algunos casos, muy antiguos sobre los judíos.

En Oriente Medio y Norte de África, esa proporción es casi tres veces mayor, 74%, mientras que en Europa oriental, 34% de los encuestados expresaron sentimientos antisemitas. En el otro extremo del espectro, el antisemitismo baja a 14% de los encuestados de Oceanía, que incluye a Australia y a Nueva Zelanda, y a 19% en América.

Irán tiene la población menos antisemita de Oriente Medio y Norte de África -menor incluso que la vecina Turquía, donde vive la mayor población judía de la región fuera de Israel -, pese a que el Gobierno iraní fue acusado por Israel y organizaciones judías estadounidenses como la ADL de albergar propósitos genocidas hacia el Estado judío.

56% de los entrevistados iraníes mostraron actitudes antisemitas, frente a 69% de los de Turquía. Y aunque 80% de los iraníes dijeron tener opiniones desfavorables sobre Israel, 43% expresaron que las acciones israelíes ejercieron una influencia menor o nula sobre sus actitudes hacia los judíos. De hecho, un hallazgo clave de la encuesta es la escasa correspondencia entre las actitudes hacia los judíos y hacia Israel. Son la excepción los países árabes, donde ADL encontró un alto grado de correlación en las opiniones negativas sobre los judíos y sobre Israel, que van de 75% a más de 90%.

En Holanda, donde sólo 5% de expresó puntos de vista antisemitas, 43% dijo albergar opiniones negativas de Israel, frente a 33% en Suecia, el país menos antisemita de Europa occidental. La encuesta, que se realizó por teléfono y en entrevistas personales entre julio de 2013 y febrero de 2014, incluyó al menos a 500 adultos en cada uno de los 102 países cuyos habitantes sumados representan aproximadamente 86% de la población mundial.

Se trata por lejos de la encuesta más ambiciosa auspiciada por la ADL. El núcleo del sondeo se centró en si los encuestados coinciden con 11 frases que ADL considera estereotipos antisemitas. Si concordaban con seis o más, se los calificaba de antisemitas. Algunas de esas frases son «los judíos son más fieles a Israel que al país en el que viven», «tienen demasiado poder en el mundo de los negocios, los mercados financieros internacionales o los medios de comunicación», o «demasiado control sobre asuntos internacionales o sobre el Gobierno de Estados Unidos».

Otras frases son: «A los judíos no les importa lo que le suceda a nadie más que a los suyos», «piensan que son mejores que los demás», «hablan demasiado acerca del Holocausto», «son responsables de la mayoría de las guerras del mundo», y «la gente odia a los judíos por la forma en que se comportan». 41% estuvo de acuerdo en que los judíos son más fieles a Israel que a su propio país. Aparte de Oriente Medio y Norte de África, donde esa frase recibió 74%, Europa occidental, con 45%, fue la región donde más predominó esa respuesta.

El segundo estereotipo más aceptado es que los judíos tienen demasiado poder en el mundo de los negocios. Más de la mitad, 53%, de los europeos orientales estuvieron de acuerdo con esa opinión. Y en lo que podría ser un reflejo de la influencia de Israel en la percepción de los judíos en su propia región, 75% de los encuestados allí concordaron en que «la gente odia a los judíos por la forma en que se comportan».

«Es evidente que el conflicto de Oriente Medio importa en relación con el antisemitismo», señaló Abe Foxman, presidente de ADL desde 1987. «Sin embargo, a partir de los hallazgos de la encuesta, no queda claro si el conflicto de Oriente Medio es la causa o la excusa del antisemitismo», agregó. Los musulmanes tienden a tener puntos de vista más antisemitas que los encuestados de otras grandes religiones, pero el factor más importante en la determinación de las actitudes hacia la los judíos parece ser la ubicación geográfica.

Así, 75% de los musulmanes encuestados en Oriente Medio y Norte de África son considerados antisemitas en la encuesta, una actitud que sólo se atribuye a 37% de los musulmanes de Asia y a 18% de los de África subsahariana. Entre los cristianos, 64% de los habitantes de Oriente Medio y Norte de África dieron respuestas que los definen como antisemitas, mientras fueron 35% de los de Europa oriental y 19% de los de América. La encuesta también muestra que las personas mayores son más propensas que las jóvenes a tener puntos de vista antisemitas y que cuanto más familiaridad se tiene con judíos, menos antisemita se es.

Además, los encuestados con mayor nivel educativo tienen menos probabilidades de albergar sentimientos contra los judíos, salvo en Oriente Medio y Norte de África, donde los más educados son más propensos a tener puntos de vista antisemitas que demás. Curiosamente, en Europa occidental y en América, la segunda frase negativa más aceptada sobre los judíos es que «hablan demasiado acerca del Holocausto».

Casi tres cuartas partes de los encuestados (74%) afirmaron no conocer a una persona judía. De ellos, 25% tienen puntos de vista antisemitas. Y del 26% de todos los encuestados que concordaron con al menos seis de las frases negativas acerca de los judíos, 70% precisaron que en realidad nunca habían conocido a una persona judía.

Voces críticas de la ADL argumentan que la organización tiene un interés propio en exagerar la omnipresencia del antisemitismo y la negación del Holocausto. Pero Foxman rechazó esa acusación al presentar la encuesta e insistió en que la intención del sondeo es «documentar empíricamente cómo son las cosas».

Novedades

Esclarecimiento