Lunes, 27 Marzo 2017
A+ R A-

Un estudio israelí muestra que la Granada reduce el colesterol y previene enfermedades del corazón.

Las granadas reducen significativamente el riesgo de contraer enfermedades del corazón causada por niveles altos de colesterol.

Un estudio reciente del instituto de tecnología Technion en Israel demostró que las granadas reducen significativamente el riesgo de contraer enfermedades del corazón causada por niveles altos de colesterol.

Como símbolo de la justicia en el judaísmo y considerada un gran antioxidante, la granada ahora puede presumir otra virtud: prevenir la enfermedad del corazón. Un estudio reciente del instituto de tecnología Technion en Israel demostró que las granadas reducen significativamente el riesgo de contraer enfermedades del corazón causada por niveles altos de colesterol.

El profesor Michael Aviram y su equipo de investigación demostraron que cuando se combina con una dosis baja de las estatinas (tradicional medicamento reductor de colesterol), la granada ayuda a contrarrestar la aterosclerosis, la formación de los depósitos de colesterol en las paredes de las arterias que puede bloquear el flujo de la sangre al corazón y al cerebro, y sus consecuencias: un ataque al corazón o un derrame cerebral. Las estatinas son dadas a las personas con colesterol malo, con el fin de entorpecer la producción de colesterol en el organismo y bajar sus niveles en la sangre.

Pero mientras que las estatinas reducen eficazmente los niveles de colesterol en los pacientes diagnosticados con enfermedades cardiovasculares, sólo tiene un efecto modesto sobre la lucha contra el colesterol oxidado, otro factor en el desarrollo de la aterosclerosis. Aviram afirmó que su equipo también busca un tratamiento que evite los efectos secundarios negativos de las estatinas, principalmente el de importantes dolores musculares. "Nuestra tarea es la de proporcionar tratamiento para bajar los niveles de colesterol en la sangre y la posibilidad de retrasar el colesterol oxidado", explicó el profesor Aviram. "Los antioxidantes, procedentes principalmente de plantas (en cáscaras de frutas y hortalizas) se utilizan para tratar el colesterol de oxidación", añadió.

"En otro estudio, se encontró que la adición de moléculas semejantes al colesterol que se encuentran en frutas y verduras, llamadas fitoesteroles, puede reducir el colesterol en la sangre a través de un mecanismo natural diferente del de las estatinas, uno que impide la absorción de colesterol de forma natural, lo que reduce los niveles de colesterol en sangre", explicó Aviram. "Sin embargo, se observó que los fitosteroles catalizan la oxidación del colesterol, y por lo tanto los fitosteroles se deben administrar junto con antioxidantes eficaces."

Novedades

Esclarecimiento